Mejor que retratar es vivir, y eso es irremplazable pero inmortalizar instantes, para mí son caricias a mi alma.


Sabemos que cada uno tiene una expresión independiente de quienes son en realidad. La humilde meta es capturar la calidad única y la personalidad de cada uno de nuestros seres amados manteniendo vivos cada uno de esos momentos inolvidables que llenaron y llena nuestra vida.

Los bebés crecen. La familia cambia. El tiempo no se detiene.

Capturando los

Momentos

Luca & Vito